Revolver Anudado

monumento revolver anudado

SÍMBOLO DE LA NO VIOLENCIA

La no violencia es una escultura de bronce de un revólver del calibre 45 con el cañón atado con un nudo. El arma está amartillada, pero el nudo deja claro que no puede disparar.  El artista Carl Frederk Reutersward realizó la escultura en 1980, tras el asesinato de su amigo John Lennon. Declaró: «»Me enfadé tanto por su muerte y por muchos otros estallidos de violencia innecesaria que me fui directamente a mi estudio y empecé a trabajar en el proyecto «»No violencia»». La pistola anudada rinde homenaje a la visión de John Lennon de un mundo en paz. Lennon fue un defensor público de la paz y la no violencia en muchas de sus canciones, como miembro del famoso grupo de pop The Beatles y en sus canciones con su esposa y compañera musical Yoko Ono. Reutersward dijo en su declaración de 1988: «»El humor es el mejor instrumento que tenemos para unir a la gente. Mientras fabricaba mi símbolo de la paz, pensé en la importancia de introducir un toque de humor, para que mi «»arma»» resultara simbólicamente ridícula y completamente fuera de lugar»». Hay muchas réplicas de la escultura instaladas en distintos países. La escultura de las Naciones Unidas fue una de las tres primeras versiones de la escultura. Originalmente se colocó en el monumento conmemorativo de Strawberry Fields, en el Central Park de Nueva York, al otro lado de la calle donde vivían Lennon y Ono. En 1988, el Gobierno de Luxemburgo compró la escultura y la donó a las Naciones Unidas. La obra se instaló en junio de 1988 en la sede de las Naciones Unidas de Nueva York, en una ceremonia a la que asistieron el artista Carl Frederik Reutersward, Yoko Ono y el entonces Secretario General, Javier Pérez de Cuéllar. La no violencia es un importante símbolo de la paz en la sede de la ONU. En 1999, con motivo del 10 aniversario, el Secretario General Kofi Annan declaró: «»Ha enriquecido la conciencia de la humanidad con un poderoso símbolo que encierra, en unas simples curvas, la mayor plegaria del hombre; la que no pide la victoria, sino la paz»».